CodipacChilpo noviembre 21, 2018

Ejercicios Espirituales para el Presbiterio Diocesano.

“La formación permanente tiende, desde luego a hacer que el sacerdote sea una persona profundamente creyente y sea cada vez más, que pueda verse con los ojos de Cristo en su verdad completa”. (Op.cit., p.246-247).

Durante esta semana de 19 al 23 de Noviembre se están llevando a cabo los Ejercicios Espirituales para el Segundo Grupo de 54 Sacerdotes de la Diócesis de Chilpancingo – Chilapa, el la casa de Retiros del Cenaculo.

Para estos Ejercicios Espirituales, predica el Pbro. Carlos Triana, Sacerdote Eudista de esta Diócesis de Chilpancingo – Chilapa,  siendo el Tema Central “Ser Cristiano y ser Cristo es la misma cosa”.

Oremos por nuestros sacerdotes para que el Señor derrame su Espíritu y forme a Cristo Sacerdote en el Corazón y en la vida de cada uno de ellos.

Dios les Bendiga y les guarde… 

QUE SON Y PARA QUE EJERCICIOS ESPIRITUALES…

“La tentación está siempre presente en la vida de Simón Pedro. Nos enseña, en primera persona, cómo progresa la fe confesando y dejándose poner a prueba. Y mostrando, además, que incluso el pecado entra en el progreso de la fe”, dijo el Papa en un encuentro reciente con el clero de Roma (02.03.2017).

Pedro ha cometido los peores pecados, ha renegado del Señor, y sin embargo fue elegido papa. “Es importante para un sacerdote saber insertar las propias intenciones y pecados en el ámbito de la oración de Jesús para que nuestra fe  no decaiga, sino que se acreciente y madure, sirviendo para reforzar, a su vez, la fe de los que le han sido confiados”, agregó.

En esta línea, los ejercicios espirituales se presentan como un horizonte para salir de malos hábitos, conocer mejor la propia fe y cambiar la vida. Para profundizar en el tema, el jesuita José Martínez de Toda nos explica para qué sirven los ejercicios espirituales de san Ignacio de Loyola.

Los tres objetivos de los Ejercicios

“1.- Quitar mis pecados, sobre todo habituales (“afecciones desordenadas”); 2.- Conocimiento interno de Jesús para más amarle y seguirle; 3.- Conocer la voluntad de Dios sobre qué debo hacer en mi vida”.

Las tres formas de inquietud espiritual

Para hacer Ejercicios se requiere que la persona tenga alguna inquietud espiritual:

“1.- El deseo de buscar y encontrar un sentido profundo a la existencia más allá de las apariencias;

2 – El interés por ordenar la propia vida a la luz del encuentro personal con Dios;

3 – La disposición para transitar nuevos caminos hacia Él, y en definitiva, hallarle en todas las cosas” refiere un experto predicador de la casa pontificia, sobre los ejercicios espirituales.

Además se requiere capacidad para la interiorización y un cuidado por el análisis personal en su vida ordinaria.

Los tres tipos de Ejercicios espirituales 

¿En qué consisten los ejercicios espirituales?

 “Los Ejercicios son, sobre todo, un encuentro con Jesús. El gran maestro de los Ejercicios es Jesús y su mensaje”.

 Hay tres tipos de Ejercicios, según su duración, y en orden de importancia y efectividad:

1º Ejercicios Espirituales de un mes en algún lugar retirado (lo más recomendado y usado por san Ignacio. Están en primer lugar en importancia);

2º Ejercicios Espirituales en la vida corriente de cinco o seis meses. Para quienes no pueden dejar su familia o trabajo, y no pueden irse a un lugar retirado. Están en un segundo lugar en importancia, y

3º los Ejercicios Espirituales de ocho días o de menos días en algún lugar retirado. Están en un tercer lugar en importancia”.