CodipacChilpo marzo 16, 2019

Elija una opción:
1.1 Sobre las bienaventuranzas (pág. 1, col. 2)
1.2 para Jóvenes (pág. 2, col. 3)
1.3 para niños (pág. 3, col. 1)

1.1. Sobre las Bienaventuranzas
1.1.1 La pobreza y el Reino

Dice Jesús: Dichosos los pobres en el espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos.
– ¿Es Dios y su Reino la cosa más importante de mi vida? ¿El objetivo de mi vida es seguir el Evangelio de Jesús, aunque a veces no me resulte fácil?
-¿Confío en Dios por encima de todo, y me sostengo en él, especialmente cuando me resulta difícil ser fiel al Evangelio?

  • ¿Deseo y trabajo por el bienestar de todos, especialmente de los necesitados? ¿Vivo austeramente? ¿Comparto mis bienes con los que tienen menos que yo?
  • 1.1.2 El sufrimiento
    Dice Jesús: Dichosos los sufridos, porque ellos heredarán la tierra.
  • Sea cual sea mi situación, ¿procuro vivir en paz en mi interior, y transmitir paz a mi alrededor? ¿Intento tomarme los problemas con espíritu positivo, y sin crear angustias innecesarias a los que me rodean?
  • ¿Soy sencillo? ¿Sé reconocer mis limitaciones? ¿Sé aceptar que no tengo siempre la razón? ¿Estoy dispuesto a aprender de los demás?
  • ¿Soy amable? ¿Soy agradecido? ¿Me preocupo por hacer la vida más fácil y agradable a los demás?
  • 1.1.3 El dolor
    Dice Jesús: Dichosos los que lloran, porque ellos serán consolados.
  • ¿Me pongo confiadamente en manos de Dios en los dolores y tristezas?
  • ¿Siento como propios los dolores y tristezas que veo a mi alrededor?
  • ¿Me siento solidario de todos los que sufren, aquí y en el mundo entero, por el hambre, la guerra, la pobreza y cualquier clase de injusticia?
  • 1.1.4 La justicia
    Dice Jesús: Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos quedarán saciados.
  • ¿Me doy cuenta del mal que hay en mí? ¿Me doy cuenta de todo aquello que hago y no debería hacer, y de las actitudes que debería cambiar? ¿Me doy cuenta de todo lo que debería hacer y no hago, para vivir más de acuerdo con la justicia de Dios?
  • ¿Deseo de todo corazón que el amor, la vida y la justicia de Dios alcancen a todos y renueven nuestro mundo?
  • 1.1.5 La misericordia
  • Dice Jesús: Dichosos los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
  • -¿Hago todo lo que está en mis manos para ayudar a los que sufren? ¿Visito a los enfermos? ¿Hago compañía a los que están solos? ¿Colaboro de algún
  • modo con entidades dedicadas a la ayuda y la solidaridad?
  • Como el buen samaritano, que se acercó a ayudar a aquel desconocido que estaba allí a la vera del camino, ¿sé yo también que debo ayudar a los que necesiten mi ayuda, aunque no los conozca o incluso me caigan mal?
  • 1.1.6 La pureza y la visión
    Dice Jesús: Dichosos los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.
  • ¿Sé reconocer las cosas buenas de los demás y alegrarme sinceramente? ¿Sé reconocer las cosas buenas de los que no piensan como yo o incluso me caen mal? ¿Sé reconocer las cosas buenas de los que no son cristianos?
  • ¿Voy de buena fe? ¿O bien desconfío siempre de todos y estoy convencido de que en principio es mejor pensar mal de los demás?
  • ¿Intento comprender las actitudes y actuaciones de los demás? ¿Soy capaz de ponerme en la piel de los demás?
  • ¿Mantengo siempre la ilusión de que las personas y las cosas pueden ser mejores, o más bien digo a menudo que no hay nada que hacer?
  • 1.1.7 La paz y la filiación
    Dice Jesús: Dichosos los que trabajan por la paz, porque ellos se llamarán hijos de Dios.
  • ¿Procuro ser portador de paz a mi alrededor, o más bien a menudo provoco problemas y conflictos?
  • Cuando estoy enemistado con alguien, o se producen tensiones, ¿hago todo lo que puedo por arreglarlo, aunque piense que la culpa es del otro?
  • Cuando hay que discutir algo ¿procuro que mi aportación sea para encontrar soluciones, o más bien contribuyo a complicar las cosas y a crear mal ambiente?
  • ¿Estoy atento, y me preocupan, los problemas de la paz en el mundo? Si tengo ocasión, ¿participo en actividades en favor de la paz?
  • 1.1.8 La justicia y el reino
    Dice Jesús: Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los cielos.
  • Aunque me pueda acarrear críticas o desprecios, ¿mantengo con firmeza las actitudes cristianas fundamentales, como son el espíritu de servicio y de entrega, la sencillez, el desprendimiento, el compartir
    los propios bienes, el perdón, el amor a los enemigos, la lucha contra la injusticia, la defensa de los pobres y los débiles?
  • ¿Estoy contento de ser cristiano? ¿Me manifiesto cristiano, con sencillez pero al mismo tiempo con convicción? ¿Transmito la alegría de ser cristiano?
  • Ahora vaya a la página 3, el apartado 2
  • 1.2 Para jóvenes
    1.2.1 Tu relación con Dios.
  • ¿Lo tienes presente en tu vida? ¿Rezas? ¿Participas del gran encuentro de los cristianos, que es la Eucaristía de los domingos? ¿Te preocupas por conocer mejor tu fe y formarte adecuadamente?
  • 1.2.2 Tus relaciones con los demás.
  • ¿Te preocupas por el bien de los demás, o piensas sólo en ti mismo? ¿Estás dispuesto a ayudar a los demás en toda ocasión, o calculas antes tus propios intereses? ¿Sabes ceder, o quieres tener siempre la razón? ¿Eres leal con los demás? ¿Son limpias, siempre, tus relaciones? ¿Sabes transmitir confianza y deseos de seguir adelante, en lugar de amargura y pesimismo? ¿Eres generoso?
  • 1.2.3 Tu vida de estudio o de trabajo.
  • ¿Dedicas al estudio el tiempo y la atención necesarios? Si trabajas, ¿lo haces también con dedicación? Sea en el estudio o en el trabajo, mantienes buenas relaciones con los compañeros?, ¿actúas siempre con espíritu solidario?
  • 1.2.4 Tu vida de familia.
    ¿Haces todo lo posible para que en casa haya una buena relación entre todos y mayor felicidad? ¿Eres respetuoso con tus padres? ¿Buscas el bien de todos los que están en casa, con verdadero amor mutuo?
  • 1.2.5 Tu preocupación por el bien común.
    ¿Te interesas por los problemas de los demás jóvenes, tanto los más cercanos a ti como los que pertenecen a ambientes distintos del tuyo? ¿Te interesas por los problemas de la vida social? ¿Te preocupas por lo que pasa en tu ciudad, pueblo, barrio? ¿Te preocupas por los que tienen menos posibilidades que tú?
  • Vaya al apartado 2.
  • 1.3 Para niños
  • ¿Me acuerdo de Dios en mi vida? ¿Le rezo por la mañana y por la noche? ¿Quiero vivir de verdad como hijo suyo? ¿Voy a Misa todos los domingos? ¿Me porto bien en casa? ¿Quiero a mi papá y a mi mamá?
  • ¿Les hago caso en lo que me dicen? ¿Ayudo en casa con alegría y sin protestar? ¿Quiero a mis hermanos? ¿Quiero a mis abuelos? ¿Los trato con cariño?
  • En la escuela, ¿trabajo en serio? ¿Hago caso de los maestros? ¿Los respeto? ¿Doy buen ejemplo a los demás compañeros? ¿Procuro no estropear el material de la clase? ¿Hago bien las tareas? ¿Soy buen compañero? ¿Estoy dispuesto a ayudar a los demás cuando lo necesitan? ¿Me preocupo de los compañeros a los que nadie hace caso ni presta atención? ¿Procuro ser puntual en la clase y crear ambiente de alegría y de trabajo? ¿Me burlo de los que no les va bien en clase, o de los que siempre pierden en los juegos, o de los que no tienen tantas cosas como yo?
  • ¿Me peleo con los demás niños o niñas? ¿Quiero tener siempre la razón y que todo el mundo haga lo que a mí me gusta?
  • ¿Tengo antipatía u odio a alguien? ¿Hablo mal de los otros niños? ¿Los insulto o les pego? ¿Digo la verdad?
  • ¿Me he apropiado de cosas que no eran mías? ¿Digo mentiras? ¿He sido envidioso? ¿Me he creído superior a los demás?
  • ¿Soy servicial y hago favores? ¿Comparto con los demás lo que tengo? ¿Procuro ayudar de algún modo a los pobres y a todos los que la pasan mal? ¿Procuro amar a todos como Jesús me ama?

  • Vaya al apartado 2.

CONTINUA EN LA SIGUIENTE PAGINA, DA CLICK AQUI.