CodipacChilpo abril 12, 2019

Documento completo en PDF aqui

En muchos lugares se vive con especial intensidad la Semana Santa, y ante la escasez de ministros ordenados que puedan acompañar a todas las comunidades creyentes, son los laicos, las religiosas y los religiosos los que prestan un servicio de animación invaluable.
El Directorio para las Celebraciones Dominicales en ausencia (espera) del Presbítero establece (45):
Dado que la homilía está reservada para el sacerdote o diácono, es de desear que el párroco prepare antes la homilía y se la dé al moderador del grupo para que la lea en la celebración.

No soy SU párroco, pero sí soy “un” párroco y les ofrezco estas reflexiones, que están pensadas para los laicos, seminaristas, religiosas y religiosos no ordenados que moderarán las celebraciones de Semana Santa en las comunidades creyentes. Alguna idea le podrá servir a los ministros ordenados.
En esta ocasión se hizo uso de la exhortación apostólica post-sinodal dedicada a los jóvenes Christus Vivit (ChV) y del Proyecto Global de Pastoral 2031-2033. (PGP). La repetición de citas es intencional: para que queden marcadas en la mente.
Los datos señalados por ** los debe adecuar a su ámbito.

Documento completo en PDF aqui