CodipacChilpo noviembre 12, 2019

09 de noviembre de 2019

Aquí puedes bajar en PDF el Decreto sobre la institución de la Pastoral de Adolescentes y Jóvenes en toda la Diócesis

Tulimán Guerrero., Noviembre 09 de 2019.- Saludo a todos los que están aquí y muy particularmente le saludo a ustedes muchachos, adolescentes y jóvenes, que han venido aquí, a hacer esta peregrinación en honor del Señor nuestro Dios y de nuestro gran mártir San Margarito Flores.

Saludó a los seminaristas del curso introductorio y a los padres que nos están acompañando en esta celebración

Vean ustedes que estamos en un lugar muy significativo, el lugar del martirio de nuestro Santo Guerrerense, Santo de la Diócesis, San Margarito Flores García, el día de hoy, aquí tenemos una reliquia de primer grado, una costilla de nuestro Mártir, la cual, yo, personalmente fui a atraer a la ciudad de Taxco

Acabamos de escuchar el evangelio de San Lucas, donde nos dice Jesús: “aquel que me quiera seguir tome su cruz todos los días y sígame”, también escuchamos que dice Jesús: “aquel que se avergüenza de mí delante de los hombres, yo me avergonzaré de él delante de mi padre que está en el cielo”.

Muchachos les damos la bienvenida a todos ustedes a esta celebración y encuentro diocesano en torno a uno de nuestros campeones de la fe, San Margarito Flores

Cuántas veces este joven sacerdote, que duró solamente tres años de sacerdote, predicaría y anunciaría este Evangelio, “el que quiera ser mi discípulo que cargue su cruz todos los días y me siga”, cuántas veces San Margarito, diría al predicar: “y a aquel que se avergüenza de mí yo me avergonzaré de él, delante de mi padre está en el cielo”, y hoy estamos aquí en esta tierra bendita de Tulimán, Guerrero, y yo le llamo bendita porque aquí se corrió la sangre de San Margarito, no solamente atrás de la iglesia donde lo fusilaron, sino  una vez fusilado lo amarran de los pies y en un caballo lo arrastran hasta el panteón, por lo que fue regando la sangre de este mártir en estas tierras.

En este lugar también, sentenciaron al comisario qué lo ayudó, también en ese sentido yo le llamo a Tulimán, Tierra de Mártires.

En este lugar San Margarito, las nació para el cielo, en este lugar nos dio un gran ejemplo de coraje evangélico, de testimonio de fe a Dios, al evangelio, a la iglesia y sobre todo un gran testimonio de fidelidad.

San Margarito, ustedes conocen la mayoría su vida, un muchachito qué nace en Taxco, de una familia muy pobre, su papá era carpintero y peluquero lo mismo que San Margarito, a los 15 años se mete al seminario en Chilapa, y no teniendo con que pagar sus estudios, su colegiatura, él aprendió de su papá a cortar el pelo y así cortando el pelo él pudo continuar sus estudios.

Ayer me tocó estar con los del curso introductorio, y yo les decía, que otra gran cualidad que tenía San Margarito, desde antes de entrar al seminario, él iba mucho a la capilla a adorar al Santísimo Sacramento, y también en el seminario, fue un muchachito muy inteligente, muy brillante y al terminar sus estudios ya empezaba la persecución religiosa, ya desde antes había empezado la persecución, cuando termina lo ponen de maestro del seminario y cuando cierran el seminario pues él tiene que salir también de ese lugar.

Hoy venimos a honrar a este gran hombre, a este guerrerense, a este cristiano, a este nuestro Santo, y estamos aquí, en este lugar de Tulimán, donde él nació para el cielo y se dio un santo para toda la iglesia.

Brevemente les quiero contar que él siendo Párroco, allá cerca de Taxco, cuando vino la persecución primera, tuvo que huir, se fue hacia México y estando allí se da cuenta que matan al primer santo que tenemos, San David Uribe. Y cómo San Margarito dice «Me hierve el alma, yo me quiero morir como el cura David, le voy a pedir permiso a mis superiores de ir a morir por Cristo, a morir por el Evangelio.

Vean qué decisión de este hombre, de querer dar tal testimonio de vida cristiana ante el mundo, ante la iglesia.

El momento llegó por estos días, exactamente el 12 de noviembre, fiesta en la que recordamos su martirio, en 1927, cuando él llega a este lugar, le pide al comisario le indique como llegar a Atenango del Rio, entonces el comisario le pide a un muchacho que lo acompañe hasta allá, pero estando ya en Atenango lo descubren que llevaban los ornamentos de sacerdote y él nunca niega que era sacerdote.

El general que lo manda ejecutar era un general de apellido Manzo.

El padre Humberto Cervantes, me platicaba que es una tradición que cuenta que: le pidió el general Manzo, al padre Margarito, gritar viva Calles, que era el presidente en ese momento, para poder liberarlo y él dijo: Viva Cristo Rey y entonces lo mandan detener, lo descalzaron y se lo trajeron caminando todo el día desde Atenango del Río hasta aquí a Tulimán, aquí lo metieron a un salón y al otro día atrás de la iglesia lo fusilaron.

El Padre Margarito escogió ser fusilado atrás de la iglesia, y cuando vio al comisario le dijo: “te voy a estar esperando allá en el cielo”, porque ya el general manso había dicho quiero que a las 11 de la mañana se oigan las descargas.

Y efectivamente siendo las 11 de la mañana de ese 12 de noviembre de 1927, cómo nos cuentan las crónicas, llevan a San Margarito atrás de la iglesia, se hinca, reza, se le acerca un soldado y le dice: “padre perdóneme por lo que vamos a hacer”, y San Margarito le dice: “no solamente te perdono, sino que te doy mi bendición”. Se pone de pie y le disparan los fusiles, todos a la cabeza, destruyéndole la cabeza, por lo que una vez ejecutado le amarran los pies y se lo llevan arrastrando hasta el panteón.

Muchachos este es el gran Mártir, San Margarito Flores. Tuvo muchas oportunidades de salvarse, pero era más fuerte su pasión por Cristo, su pasión por el evangelio, mantenerse fiel a su vocación sacerdotal, mantenerse fiel a su vida cristiana.

Por esa fidelidad de San Margarito, quisimos que viniera aquí, ojalá y además puedan venir por estas fechas a este lugar, a pedirle a Dios a pedirle su intercesión a San Margarito.

Y ustedes como jóvenes puedan dar testimonio del Evangelio de Jesús, carguen su cruz de la fe, la cruz de sus obligaciones, la cruz cristiana y sobre todo pedirle a San Margarito que les de esa fuerza, que Dios dio a él, de aguantar y nunca se avergüencen de Jesús, nunca se avergüencen del Evangelio. Dios quiera y San Margarito interceda para que nos de Dios esa gracia.

Por estos tiempos y en esta zona florecen unos árboles que se llaman casahuates, precisamente en este tiempo en el que San Margarito rego esta tierra con su sangre, ojalá que estos hermosos árboles con sus flores blancas, que florecen precisamente en estas fechas, nos recuerden siempre que San Margarito, precisamente en este lugar voló hacia el cielo.

Pues muchachos gracias por su presencia, gracias también a los sacerdotes por esta labor que hacen en favor de y de los jóvenes, el día de hoy vamos a entregarles unos documentos que acabo de firmar.

Decreto sobre la institución de la Pastoral de Adolescentes y Jóvenes en toda la Diócesis

Un documento donde se ordena a todas las parroquias, los colegios católicos, los centros de Pastoral, los grupos y movimientos en las parroquias, que se instituya la pastoral de los adolescentes y de los jóvenes.

Debemos mejorar en esta diócesis, ya que el papá nos ha invitado, los obispos nos han invitado y es una opción de nuestras diócesis, es una opción de la conferencia episcopal mexicana. El próximo lunes vamos a reunirnos todos los obispos íbamos a checar cómo va este proyecto global de Pastoral y sobre todo qué estamos haciendo en favor de los jóvenes.

Jóvenes, señores Párrocos, ojalá que podamos aplicar en todas las parroquias este decreto en favor de los adolescentes y de los jóvenes.

Una vez más les digo a los adolescentes y jóvenes, gracias por habernos acompañado, gracias por inyectarnos de su juventud, gracias por inyectarnos su verdad, gracias por darnos la alegría de vivir, gracias por responder al Evangelio.

Nuevamente le digo a los jóvenes gracias por haber venido y sepan que las religiosas, los diáconos, los sacerdotes el obispo están con ustedes, son la iglesia, no la iglesia del futuro, ustedes son la iglesia actual qué puede transformar la sociedad, que puede transformar este mundo de hoy.

Muchachos bienvenidos sean todos ustedes a este lugar.

Gracias por estar aquí, que la virgen y San Margarito los proteja.

Que así sea

Fray Salvador Rangel Mendoza, O.F.M

Obispo de la Diócesis de Chilpancingo –  Chilapa

Aquí puedes bajar en PDF el Decreto sobre la institución de la Pastoral de Adolescentes y Jóvenes en toda la Diócesis

Aquí puedes bajar en PDF la Homilía pronunciada en la Celebración por el Aniversario del Martirio de San Margarito Flores García y la entrega del Decreto de Creación de la Pastoral de Adolescentes y Jóvenes.